Baldosas rústicas
comment 0

Cómo sacar partido a las baldosas rústicas en diferentes ambientes

En el post anterior os contaba cómo había quedado el patio de la casa de mis padres al que le habíamos dado un toque rústico con baldosas de barro cocido.

Como me gusta tanto el resultado, hoy vengo a enseñaros diferentes usos que le podéis dar a las baldosas rústicas. Os hablo desde mi experiencia y conocimiento, pero si queréis ver ejemplos y saber un poco más, podéis hacerlo aquí.

¿Qué son las baldosas rústicas?

Este tipo de baldosas son piezas de arcilla amasadas y fabricadas a mano a las que se les da la forma deseada para posteriormente cocerlas al horno de la manera más tradicional.

No necesitan un gran mantenimiento y pueden permanecer intactas durante muchísimo tiempo. Además, le dan un toque cálido al hogar y le aportan ese punto de personalidad y originalidad.

Dependiendo del uso que les deis, pueden dar resultados muy diferentes. Es cuestión de combinarlo correctamente con los muebles y la decoración y elegir un buen tamaño, color y forma. Voy a enseñaros algunos ejemplos:

Baldosas rústicas exterior

Lo más común es verlas en estancias exteriores de la casa debido a su resistencia a la humedad y al calor. Quedan tan bien y las podéis utilizar de tantas formas que os sorprenderá.

  • Suelos rústicos en jardines.

    Si no sois muy partícipes del césped, unas baldosas rústicas bien colocadas pueden darte resultados como este. La combinación de tonalidades crean un estampado en el suelo perfecto y estéticamente muy llamativo.

  • Baldosas rústicas exterior
  • Bordes de piscinas rústicas

    Si os gusta un jardín con césped pero queréis darle un toque rústico, podéis hacerlo con el borde de la piscina. Queda genial, ¿verdad?

  • baldosas rústicas para piscina
  • Caminos de baldosas rústicas en jardín

    Otra opción es atravesar el jardín con un camino de baldosas de barro. Le dará un toque rústico y además es útil para caminar de un lado a otro sin pisar el césped.

  • Camino de baldosas rústicas

Hay infinitos usos que le podemos dar a estas baldosas para crear el estilo rústico en exteriores, simplemente hay que contar con imaginación y buen gusto.

Baldosas rústicas interior

El material de las baldosas de barro regulan la temperatura y la humedad por lo que además de decorar, son bastante útiles.

Si bien el uso es más común fuera de la casa, cada vez está más de moda decorar estancias del hogar con este tipo de baldosas para crear un ambiente diferente.

¡Ni os imagináis la cantidad de usos que podemos darles!

  • Baldosas rústicas para baños

    Si os fijais, la combinación de tamaños, texturas y tonalidades de cada una de las piezas dan un resultado espectacular. Las baldosas rústicas para baños son una muy buena elección estética.

  • baldosas rústicas para baños
  • Una cocina diferente

    Si vestís las paredes de vuestra cocina con este tipo de piezas, obtendréis resultados como este. Perduran en el tiempo y no pasan de moda. Son versátiles, por lo que depende de qué muebles utilicéis podéis diseñar una cocina moderna o clásica según vuestros gustos y preferencias.

    Baldosas rústicas para cocinas

    También dependerá del color que escojáis para vuestra baldosa porque cambia mucho un estilo rústico en tonos tierra, que el blanco de esta cocina.

  • Revestimiento de chimeneas

    No hay nada más rústico que una buena chimenea. Cubrirla con ladrillos de barro le da calidez a la estancia y se convertirá en vuestra zona favorita de la casa.

    Baldosas rústicas para chimenea

Elegir este estilo para alguna habitación del hogar es una buena idea. El material dura muchísimos años y no requiere mucho mantenimiento por lo que la limpieza es muy sencilla. Además es resistente al clima adverso si decidís usarlo en exteriores y puede reflejar vuestra personalidad en interiores con un diseño precioso.

Baldosas rústicas precio

Si creéis que por estar fabricadas a mano, las piezas de barro cocido tienen un precio muy elevado, os equivocáis. Puede ser un poco más caro que algún material menos resistente pero en cuanto a calidad-precio, merece la pena. Las características que os puede ofrecer un material de este tipo no lo hará una moqueta o una tarima flotante. Es cuestión de prioridades.

Ahora que ya sabéis un poco más de este estilo, seguro que os entra el gusanillo. ¿Qué parte de la casa os gustaría vestir con baldosas rústicas?

Leave a Reply